Vidrio Templado

Vidrio templado es aproximadamente cuatro veces más resistente que el vidrio recocido del mismo espesor y configuración. La compresión de la superficie residual debe ser superior a 10.000 PSI para vidrio de 6 mm, según ASTM C 1048. Por favor contactar a Guardian para estándares de vidrio más gruesos.

Cuando se rompe, el vidrio templado se rompe en muchos fragmentos relativamente pequeños, que tienen menos probabilidades de causar lesiones graves. El proceso típico para producir vidrio templado consiste en calentar el vidrio a más de 1.000°F, luego enfriarlo rápidamente para bloquear las superficies de vidrio en un estado de compresión y el núcleo en un estado de tensión.

Vidrio templado a menudo se lo denomina "vidrio de seguridad" porque cumple con los requisitos de las diversas organizaciones de códigos. Este tipo de vidrio está diseñado para acristalamiento general y acristalamiento de seguridad, como puertas correderas, puertas contra tormentas, entradas de edificios, cerramientos de baños y duchas, tabiques interiores y otros usos que requieren una resistencia superior y propiedades de seguridad.

El vidrio templado no se puede cortar ni perforar después del atemperamiento y cualquier alteración, como el pulido de bordes, la limpieza con chorro de arena o el grabado ácido, puede causar fallas prematuras.